Javier Angulo: “Yo ya estoy en la 62ª edición de la Seminci y me gustaría hacerla completa”

Javier Angulo (Bilbao, 1949) es un periodista amante del cine. Fundó la revista Cinemanía en 1995, ha colaborado con el Festival de Málaga y desde 2008 es director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci). Asegura que se ha entregado a su labor y ha aprendido mucho durante estos años al frente del festival. Ya está preparando la próxima edición, en la que, dice,  le gustaría disponer de más presupuesto para organizarla y seguir disfrutando de ella como director.

P.- ¿De dónde le viene su afición al cine?

R.- Desde pequeño. La televisión en blanco y negro es lo más aburrido del mundo. El cine era una ventana a todo. A mis padres les gustaba mucho el cine y en cierto modo me inculcaron ese amor por él. Yo deseaba crecer para poder ir todo lo que quisiera al cine. En la universidad tuve la suerte de disfrutar de unos bonos que teníamos para estudiantes y raro era el día que no iba a las tres sesiones.

P.- ¿Cree que el cine debería ser una asignatura?

R.- Por supuesto. Soy un defensor a ultranza del cine en las aulas. El cine es una ventana a la vida, inculca infinidad de valores y es muy necesario para que las nuevas generaciones adquieran la capacidad de valorar el arte, construir sus propias opiniones sobre lo que pasa en el mundo y aprender de lo diferente, de lo que les rodea.

En la Seminci, con las secciones Miniminci y Seminci Joven, lo que hacemos es acercar el cine  a los chavales, programamos muchas actividades con colegios e institutos y promovemos que al día siguiente, los chicos comenten en clase la película que el día anterior han visto con su profesor. Es muy bonito poder facilitar con ello que algunos niños vayan por primera vez al cine. Muchos de ellos la pantalla más grande que han visto es la del televisor de sus casas. Hasta que vienen a la Seminci.

“Es muy bonito facilitar que algunos niños vayan por primera vez al cine”

P.- Sostiene que la figura de crítico de cine terminará por desaparecer, ¿por qué?

R.- Sí, ¡ojo! digo que va a desaparecer, pero eso no significa que quiero que desaparezca (ríe). Tampoco me considero yo uno de ellos. Creo que el crítico de cine es una figura muy necesaria. Aunque quizá actualmente no tengan la influencia que han tenido en otros tiempos sobre la decisión del espectador. Es muy necesaria para aquellas personas que no se conforman con consumir películas comerciales, que les gusta ver otro tipo de cine y que para ello necesitan una guía, una presentación, una opinión que les prepare para esa obra. Y esa función es la del crítico.

P.- ¿Qué tiene la Seminci que lo distinga del resto de festivales a nivel nacional?

R.- Es una  plataforma para el cine de autor, ese cine que no está tan a nuestro alcance, porque es muy fácil ir a cualquier centro comercial a ver la película más taquillera o la más espectacular en efectos especiales, pero el cine que de verdad habla de lo que pasa ahí fuera, que nos enseña que los verdaderos héroes no solo están en las pantallas, es el cine que se puede ver en la Seminci.

P.- ¿Hay alguien que le gustaría, especialmente, que pisase la alfombra de la Seminci?

R.- Sí, muchísima gente. Me encantaría poder traer a los Coen, por ejemplo. O a Clint Eastwood, aunque ya está un poco mayor (ríe), hay muchos personajes a los que me gustaría ver en la Seminci. Pero no es fácil. La mayoría tienen ya grandes compromisos con otros festivales, y si no tienen una película que promocionar, no quieren venir. Para conseguir que viniesen tendríamos que gastarnos casi la mitad del presupuesto solo en su viaje, y nosotros eso no nos lo podemos permitir.

“Estamos muy apoyados por los medios, si nos tienen que criticar, nos critican, y si nos tienen que felicitar, nos felicitan”

P.- ¿Cree que el festival está respaldado por el público de la ciudad de Valladolid?

R.- Sin duda. Los vallisoletanos sienten como suyo este festival. Y es que es de ellos realmente. Puede haber gente que no vaya al cine en todo el año, pero cuando llega la Seminci, llena las salas. Sin ellos no conseguiríamos la cantidad de espectadores que tenemos.

P.- ¿Sienten apoyo por parte de los medios?

R.- Estamos muy apoyados por los medios. Si nos tienen que criticar, nos critican, y si nos tienen que felicitar, nos felicitan. Tenemos muy buena cobertura informativa. De eso no podemos quejarnos.

P.- ¿Cree que se necesitarían más salas que apoyasen las proyecciones del festival?

R.- Sí, es posible que sí. Sobre todo necesitaríamos más salas en el centro de Valladolid. Tenemos muchos teatros: el Calderón, el Zorrilla, el Carrión y la Sala Concha Velasco, pero nos faltan salas céntricas como los Cines Broadway, que sobreviven como pueden. El cierre de los cines Roxy fue una gran pérdida.

“Necesitaríamos más salas en el centro de Valladolid”

P.- ¿Cuáles son los futuros retos de la Seminci?

R.- Poder disponer de más presupuesto y así organizar durante todo el año retrospectivas, jornadas especiales y proyecciones; además de crear un equipo especializado que se encargue de buscar patrocinadores. Necesitamos más apoyo en el terreno comercial.

P.- ¿Qué edición (de las que ha dirigido) ha sido la más especial?

R.- Todas son especiales, pero si tuviese que elegir una en concreto, me quedaría con la 60ª edición, de la que me gustaba mucho la selección de las películas. Algunos dicen que fue una de las mejores ediciones de la historia. Esa frase no es mía pero sí que es verdad que la he escuchado. La edición del 2009 también fue muy bonita para mí, quizá porque fue la primera para la que tuve tiempo de preparar el festival al completo durante todo el año.

“En un festival de estas características aprendes que lo importante es el nombre del festival y su sello. En ese sentido da un poco igual lo que tú pienses”

P.- ¿Qué le ha aportado como persona la dirección del festival?

R.- Creo que estar a cargo de un festival es uno de los trabajos más bonitos. Me ha enseñado a ser jefe. Aunque ya había estado a cargo de otros equipos en la redacción de El País o en la revista Cinemanía, esto es diferente. En un festival de estas características aprendes que lo importante es el nombre del festival y su sello. En ese sentido da un poco igual lo que tú pienses. Trabajas duramente todo el año para que todo se funda en ocho días. Pero merece muchísimo la pena.

P.- ¿Cómo ve su futuro a cargo del festival?

R.- De momento yo ya estoy en la 62ª edición y me gustaría hacerla completa. Pero respetaré la decisión del Consejo rector de la Seminci. Diez años me parece una muy buena cifra, aunque tendremos que esperar a la reunión del consejo.

Fotografía superior: EFE

ÁNGELA FERNÁNDEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s